Arquitectura Viva
Monday, May 29, 2017
08/04/2010

Fernando Ramón, Premio Nacional de Vivienda 2009

Eloy Algorri.
A principios de marzo, el Ministerio de Vivienda anunció que el Jurado de los Premios Nacionales de Arquitectura, Urbanismo y Vivienda 2009 había concedido este último al arquitecto Fernando Ramón Moliner.

Titulado por la ETSA de Madrid en 1957, Fernando Ramón (Murcia, 1929) proyectó en la primera fase de su carrera profesional varias instalaciones industriales, entre las que destaca la fábrica Pontviane, con su casa adjunta, en Salamanca (1958) y la Unidad Vecinal de Absorción de Canillejas, Madrid (1963).

Su pública desafección al régimen político imperante debió de influir en la decisión de emigrar en 1967 a Inglaterra, donde residió hasta 1974 trabajando como Project Architect en el distrito londinense de Hillingdon.

De vuelta a España obtuvo la plaza de profesor titular de proyectos de la ETSAM, actividad que mantuvo hasta su jubilación en 1999, atrincherado en un reducto docente en favor de una arquitectura rigurosa, honrada y con vocación de servicio a sus usuarios que gozó de escasa popularidad entre un alumnado volcado exclusivamente hacia la lingüística compositiva y la apariencia formal en su modalidad más banal. En esta tercera fase de su ejercicio profesional redactó varios proyectos de vivienda colectiva que concluyeron con la remodelación de una manzana en forma de corrala en La Trinidad, Málaga (1996).

De sus publicaciones —todas descatalogadas en la actualidad— destacan Miseria de la ideología urbanística (1967), un análisis crítico de los paradigmas manejados por las distintas escuelas de pensamiento urbanístico moderno; Alojamiento (1976), un examen del heterogéneo abanico de modos de habitar y del carácter dinámico del espacio doméstico; y sobre todo, a mi modesto parecer, Manuales críticos del alojamiento español (1977-1978) y Ropa, sudor y arquitecturas (1980), cuyo propósito intelectual se describe certeramente en dos párrafos pertenecientes a la introducción de este último: «En lo que a mí respecta, desde hace más de veinte años, vivo con la pretensión, como arquitecto, de hacer más llevadero el paso de mis semejantes por el planeta que compartimos».

«Lo que sigue no es más que un balance sectorial (en lo que al frío y al calor se refiere) de los posibles beneficios que de una intervención más comprometida y, tal vez, más científica, del gremio al que pertenezco pudiera desprenderse y de las limitaciones inherentes a una intervención semejante no despótica».

Fernando Ramón ha sido el principal difusor en España de las propuestas de arquitectos foráneos defensores de un alojamiento adaptado a las cambiantes necesidades de sus usuarios como N. John Habraken (El diseño de soportes) o John F. C. Turner (Vivienda, todo el poder para los usuarios).

Entre 1982 y 1986 dirigió el Servicio de Estudios de la Dirección General para la Vivienda y Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, promoviendo la realización de dos exhaustivos trabajos de investigación sobre la vivienda unifamiliar y el grado de confort y salubridad del alojamiento en España. El primero de ellos se plasmó en el libro titulado La casa en España, publicado en 1987. El segundo consistió en la toma de datos con aparatos de precisión de la temperatura, humedad, ruido y renovación del aire en un centenar de viviendas repartidas por el territorio nacional en las dos situaciones climáticas extremas: estival e invernal. Los resultados de este estudio, en el que participó el autor de estas líneas, quedaron lamentablemente inéditos, tal vez porque ofrecían un retrato desolador de la calidad ambiental del alojamiento en España, denunciando las insoportables condiciones de humedad relativa y temperatura padecidas durante el invierno por las clases más desfavorecidas en las frías ciudades mesetarias y la candidez de los prescriptores del shunt como mecanismo para la renovación del aire interior.

Prólogo de ambas investigaciones es su manual Diseño urbano y planificación (1982) en donde, quizá sin saberlo, enuncia y muestra un teorema básico «cualquier densidad puede conseguirse con cualquier morfología urbana», anticipándose al posterior y estéril debate entre ciudad difusa y ciudad compacta. De esta idea se deriva el corolario, no menos importante, de que la definición del ‘mejor’ modelo de ciudad tiene soluciones múltiples y la elección no puede ser neutral ni objetiva. Se trata por tanto de un problema con un planteo inicial eminentemente técnico y una solución estrictamente política (en su significado etimológico más puro) pues el único garante del bienestar urbano es la activa participación de los ciudadanos en la toma de decisiones.

A pesar de su agrio carácter, Fernando Ramón tuvo y tiene un grupo de discípulos fieles —aunque algunos prefieran una relación a distancia, por no discutir— que han luchado por mantener vivo y renovado el ideario del maestro, sobreponiéndose al riesgo de ser tildados de aguafiestas en estos dos recientes decenios de apoteosis inmobiliaria. La trayectoria profesional de Fernando Ramón puede describirse como una permanente e incansable apelación al raciocinio, el rigor y la humildad. No es extraño por tanto que su pensamiento padezca la condena a damnatio memoriae, sepultado bajo la retórica huera y tramposa que arropa el discurso de una buena parte de los arquitectos famosos, o con intención de llegar a serlo, y de la que participa en mayor o menor medida el conjunto de la profesión.

Que Fernando Ramón reciba el Premio Nacional de Vivienda es una prueba más de que la vida de casi todos consiste principalmente en una sucesión de paradojas. Por lo que conozco al galardonado, albergo fundadas sospechas de que todo Premio casa mal con su carácter iconoclasta e indómito; el adjetivo Nacional probablemente le repela, por las inevitables resonancias que han de evocar a una persona nacida hace 81 años en una familia de convicciones republicanas; y el término Vivienda con toda seguridad le irrite en la medida que su generalización, que incluso alcanza a la Constitución Española, denota la simplificación conceptual de una necesidad humana mucho más rica y compleja que, infructuosamente como se ha visto, intentó enfocar con una visión global a través del vocablo ‘alojamiento’ —traducción literal del inglés housing— que dio título a uno sus libros.

Se trata, no obstante, de una ocasión magnífica que no debiera malgastarse en inútiles homenajes a un arquitecto venerable e incomprendido. Sería preferible que el reconocimiento se sustanciara en algo más tangible y eficaz: la reedición de algunas de sus obras que hoy permanecen absolutamente vigentes. Además de recuperar unas piezas de magnífica literatura técnica, los arquitectos —jóvenes o conversos— preocupados por la flexibilidad del espacio doméstico podrían ahorrarse el trámite de descubrir el Mediterráneo y, lo que es peor, proclamarlo gozosamente a los cuatro vientos. También serviría para que alguno de los adalides del ‘cambio de paradigma’ aprendieran que la clave de la arquitectura hoy denominada bioclimática no reside en la representación de secciones con flechas o degradados del rojo al azul sino en el conocimiento y manejo riguroso de áridos conceptos científicos.


 

 
   
AV Monografías 195 - SHIGERU BAN AV Monographs
analyzes in each issue a theme related to a city, a country, a tendency or an architect, with articles by leading specialists complemented by commentary on works and projects illustrated in detail. Published bilingually, with Spanish and English texts placed side by side.
Arquitectura Viva 195 - MEMORIALS Arquitectura Viva
covers current topics, taking stock of recent trends in set sections: cover story, works and projects, art and culture, books, technique and innovation. From 2013 on, monthly and bilingual, with Spanish and English texts printed side by side.
AV Proyectos 79 - JEAN NOUVEL AV Proyectos
is the third member of the AV family: a bilingual publication essentially focussed on design projects (with special attention on competitions and construction details), heretofore only laterally dealt with in the other two magazines.
;
Editorial Arquitectura Viva SL - Calle de Aniceto Marinas, 32 - E-28008 Madrid, España - Ph: (+34) 915 487 317 - Fax: (+34) 915 488 191 - AV@ArquitecturaViva.com - Latest News in RSS