Arquitectura Viva
martes, 14 de julio de 2020
06/12/2013

Nuevos hormigones

Eduardo Prieto
Desde su nacimiento, la industria del hormigón ha estado acompañada por la de los agentes químicos susceptibles de mejorar las propiedades del material. Si al principio se buscó reducir el tiempo de fraguado, pronto la investigación se orientó al desarrollo de sustancias impermeabilizantes y, más tarde, al de plastificantes para incrementar la homogeneidad del compuesto. El proceso no se ha detenido hoy en día. A la invención y comercialización de cementos con gran resistencia mecánica —aplicados con profusión en la edificación en altura— ha seguido la de productos que mejoran el comportamiento del hormigón frente a las solicitaciones de tracción o retracción, que provocan las inevitables fisuras. Desarrollados a partir de la década de 1960, tales aditivos consisten fundamentalmente en fibras de diversa índole —de polipropileno, metálicas o micropolvos de sílice— que se añaden al cemento durante la fase de producción con el propósito de reducir la fisuración del compuesto y mejorar asimismo su resistencia mecánica. Baste un ejemplo: la simple adición de 0,9 kilogramos de fibras de polipropileno por metro cúbico de hormigón equivale a 180.000 metros de armadura de refuerzo.

Pero las innovaciones no acaban aquí. Al desarrollo de hormigones descontaminantes, ecológicos, biológicos o translúcidos (véase Arquitectura Viva 136, 148, 152 y 154) ha seguido recientemente la aparición de dos nuevas familias: los hormigones autorreparables y flexibles (véase Arquitectura Viva 152), y los hormigones configurados en gradiente. Si los primeros presentan unas propiedades semejantes a las del acero (pueden deformarse hasta un 5 % de su tamaño inicial), los segundos surgen de distribuir espacialmente y a voluntad diferentes materiales o bien grados de porosidad en una matriz de hormigón, mediante transiciones suaves. Surgida de la tecnología aeronáutica, la idea permitirá en el futuro ahorrar material y especializar localmente su respuesta, modificando asimismo su transmitancia y aumentando su densidad. Por ello, es previsible que se acaben utilizando en cerramientos arquitectónicos compuestos por un único material susceptible de responder a todos los requerimientos, y acaso construidos con impresoras 3D. 

   

AV Monografías 225 - AIRES MATEUS AV Monografías
analiza en cada número un tema relacionado con una ciudad, un país, una tendencia o un arquitecto; incluye artículos de destacados especialistas, y comentarios de obras y proyectos ilustrados en detalle. Se publica en edición bilingüe español-inglés.
Arquitectura Viva 225 - VIDA Y VIRUS Arquitectura Viva
cubre la actualidad, dando cuenta de las tendencias recientes y organizando los contenidos en secciones: tema de portada, obras y proyectos, arte y cultura, libros, y técnica e innovación. A partir de 2013 se publica mensualmente, en edición bilingüe español-inglés.
AV Proyectos 98 - FALA AV Proyectos
es el tercer miembro de la familia AV: una publicación bilingüe dedicada esencialmente a los proyectos (con especial atención a los concursos y detalles constructivos) que hasta ahora se han venido tratando de forma más sucinta en las otras dos revistas.
;
Arquitectura Viva SL - Calle de Aniceto Marinas, 32 - E-28008 Madrid, España - Tel: (+34) 915 487 317 - Fax: (+34) 915 488 191 - AV@ArquitecturaViva.com
Política de cookies - Aviso Legal - Condiciones de contratación - RSS