Arquitectura Viva
viernes, 21 de julio de 2017
CASAS DE AUTOR

AV Monografías 72

CASAS DE AUTOR

VII-VIII 1998

CASAS DE AUTOR

Signature Houses

Luis Fernández-Galiano
La vida de la casa
The Life of the House


Experimentos domésticos  Domestic Experiments

Casa en Burdeos, Francia  House in Bordeaux, France
Rem Koolhaas / OMA
Casa doble en Utrecht, Países Bajos  Double House in Utrecht, Netherlands
MVRDV & Bjarne Mastenbroek
Casa S en Okayama, Japón  S-House in Okayama, Japan
Sejima & Nishizawa
Casa sin paredes en Karuizawa, Japón  House Without Walls in Karuizawa, Japan
Shigeru Ban


Habitaciones parejas  Paired Dwellings

Casa para dos familias en Basilea, Suiza  Two-Family House in Basel, Switzerland
Harry Gugger
Casa doble en Múnich, Alemania  Double House in Munich, Germany
Werner Bäuerle
Casas adosadas en Bregenz, Austria  Terraced Houses in Bregenz, Austria
Walter Unterrainer
Dos casas en Múnich, Alemania  Two Houses in Munich, Germany
Hammer & Schmid-Hammer


Grados de transparencia  Degrees of Transparency

Casa de vidrio en Almelo, Países Bajos  Glass House in Almelo, Netherlands
Dirk Jan Postel
Casa en São Paulo, Brasil  House in São Paulo, Brazil
Andrade & Morettin
Casa en la Dordoña, Francia  House in the Dordogne, France
Lacaton & Vassal
Casa Köchlin en Basilea, Suiza  Köchlin House in Basel, Switzerland
Herzog & De Meuron


Materia abstracta  Abstract Matter

Casa Kern en Lochau, Austria  Kern House in Lochau, Austria
Baumschlager & Eberle
Casa en Dornach, Suiza  House in Dornach, Switzerland
Morger & Degelo
Casa Hürzeler en Erlenbach, Suiza  Hürzeler House in Erlenbach, Switzerland
Peter Märkli
Casa P en Gramastetten, Austria  House P in Gramastetten, Austria
Pauhof Architekten


Memoria local  Local Memory

Casa Gnädinger en St. Gallen, Suiza  Gnädinger House in St. Gallen, Switzerland
Beat Consoni
Casa en Bad Tölz, Alemania  House in Bad Tölz, Germany
Fink & Jocher
Casa en Bérgamo, Italia  House in Bergamo, Italy
Citterio & Dwan
Villa Eila en Mali, Guinea-Conakry  Villa Eila in Mali, Guinea-Conakry
Heikkinen & Komonen


Paisajes enmarcados  Framed Landscapes

Casa en Moledo, Portugal  House in Moledo, Portugal
Eduardo Souto de Moura
Casa en Viana do Castelo, Portugal  House in Viana do Castelo, Portugal
João Álvaro Rocha
Casa en Phoenix, Arizona, EE UU  House in Phoenix, Arizona, USA
Wendell Burnette
Casa en Phoenix, Arizona, EE UU  House in Phoenix, Arizona, USA
Williams & Tsien

 

 


La vida de la casa

La casa nos pone a prueba. Si el proyecto doméstico es un proyecto de vida, cualquier casa obliga a elegir entre el esfuerzo y la rutina. En su introducción a El collar de la paloma, Ortega y Gasset describía la ambigüedad existencial de los pueblos germánicos y árabes que se injertan en los restos esclerosados del Imperio Romano explicando que en ellos se superponía la «vida como es debido» y la «vida como es costumbre»: el carácter ejemplar de la vida clásica y la naturaleza habitual de su vida bárbara. Acampados en la periferia de una modernidad aquejada de necrosis, los arquitectos procuran reconciliar el componente ético y utópico de la casa moderna con la dimensión coreográfica de los hábitos testarudos: el modelo retórico de la «vida como es debido» y la realidad fatigada de la «vida como es costumbre.»

El totalitarismo luminoso de la razón moderna, sin embargo, contempla la casa con desconfianza. Su condición individual se contrapone a la lógica colectiva de la ciudad, y su singularidad forzosa se compadece mal con la voluntad universal del proyecto moderno. Alejandro de la Sota, cuyo extremismo provinciano ilustra bien la radicalidad moderna, solía repetir que el proyecto de la casa, en lo que tiene de servicio a un cliente, es incompatible con la dignidad del arquitecto, que sólo se preserva si se transforma el encargo en experiencia. Arcaica para el arquitecto futurista, y pequeño-burguesa para el revolucionario, la casa sólo adquiere legitimidad moderna como experimento subversivo de la práctica consuetudinaria: frente a la rutina edificatoria, «así se debe construir»; y frente a la rutina funcional, «así se debe vivir.»

Pero ya no sabemos cómo se debería vivir, y ni siquiera si esta pregunta puede todavía formularse. El pluralismo liberal y la conformidad socialdemócrata han reducido la vida a lo privado, y lo privado al consumo de «estilos de vida.» Adorno lo expresó bien en un aforismo de su Minima moralia: «Lo que hace un tiempo fue para los filósofos la vida, se ha convertido en la esfera de lo privado, y aún después simplemente del consumo.» Y éste, que es una «caricatura de la verdadera vida», transforma la búsqueda de la vida justa en una ciencia melancólica, muy lejana de la gaya ciencia del Nietzsche que escribe: «por fortuna para mí, no soy propietario de ninguna casa», subrayando su autonomía vital del yugo doméstico. En nuestro tiempo, y para nuestra desgracia, es de nuestras vidas de lo que no somos propietarios.

La vida, constreñida al ámbito de lo doméstico, deviene una falsificación apocopada. Segregada del escenario social urbano, la vida de la casa desprende un aroma sofocante y dulzón. Para construir algunas residencias hay que entablar relaciones íntimas: servicios profesionales del que se alquila para soñar, como el personaje del cuento de García Márquez. Y no es extraño que el dogma moderno persiga sueños más corales en otro género de sujetos colectivos, imponiendo el orden de la producción al desorden del consumo y del deseo para hacer prevalecer la «vida como es debido» frente a la «vida como es costumbre.» Porque si la casa de la vida, en la orfebrería laberíntica de Mario Praz, no es sino un estuche nostálgico de la memoria, la vida de la casa se contrae hasta la dimensión melancólica del hábito. La casa nos pone a prueba; pero a una prueba que no sabemos salvar.

Comprar
(Compra no disponible)
Editorial Arquitectura Viva SL - Calle de Aniceto Marinas, 32 - E-28008 Madrid, España - Tel: (+34) 915 487 317 - Fax: (+34) 915 488 191 - AV@ArquitecturaViva.com - Últimas Noticias en RSS