Arquitectura Viva
sábado, 23 de septiembre de 2017
CONTINENTE RESIDENCIAL

Arquitectura Viva 64

CONTINENTE RESIDENCIAL

Del conjunto al intersticio: nueva vivienda europea
I-II 1999
Contenido 

Continente residencial.Desde el conjunto mixto hasta el edificio entre medianeras del centro histórico, este recorrido por la Europa residencial —de Suiza y Austria a Holanda, pasando por Alemania y Francia— se fragmenta en cuatro apartados que ayudan a orquestar un panorama abigarrado y heterogéneo. A través del comentario crítico de proyectos representativos de cada uno de ellos, Justo Isasi, Alberto Pieltain, Ginés Garrido y Carlos Verdaguer detectan las líneas innovadoras y dejan constancia de los temas recurrentes. 
 
 

  Sumario 

Bürgin, Nissen y Wentzlaff 
Conjunto mixto en Muttenz 
Baumschlager y Eberle 
Bloques en Nüziders 
Neutelings y Riedijk 
Torre en Amsterdam 
Petra y Paul Kahlfeldt 
Edificio medianero en Berlín

Edificios: proyectos y realizaciones  

Conjuntos. Elementos de la casa y de la vivienda pueden combinarse tanto para resolver demandas de carácter urbano como para integrarse en el paisaje.
  Arquitectura 

Dominique Montassut, Villejuif 
Fink y Jocher, Regensburg 
Peter Zumthor, Biel-Benken
Bloques. Las ciudades europeas continúan extendiéndose con variantes que intentan actualizar un sólido tipo consagrado por el Movimiento Moderno.   Kees Christiaanse, Amersfoort 
Hild y Kaltwasser, Kempten 
Heide y Von Beckerath, Berlín
Torres. Hace tiempo se puso en cuestión la idoneidad social de una forma de alojamiento que ahora se reivindica en contextos densamente poblados.    Coop Himmelb(l)au, Viena 
Jacq. de Brouwer, Tilburg 
Liesbeth van der Pol, Almere
Intersticios.A través de operaciones de sutura que exigen a veces la precisión del cirujano se persigue restañar el desgaste de los tejidos consolidados.   Odile Seyler, París 
Henri Ciriani, Colombes 
Van den Bergh, Maastricht 
  
 
Libros, exposiciones, personajes  

Antologías neoyorquinas. En este final de siglo proliferan revisiones de las vanguardias como las que han propuesto el MoMA y el Guggenheim sobre el legado de Jackson Pollock y Robert Rauschenberg.
  Arte / Cultura 

Simón Marchán 
Pollock en la pintura 
Francisco Javier San Martín 
Medio siglo de Rauschenberg
Roma barroca e ilustrada. En 1998 se cumplió el centenario de Bernini y en 1999 se celebra el de Borromini, dos genios del barroco enfrentados en Roma, donde un visionario ilustrado, Piranesi, construyó su única obra.   Jorge Sainz 
Bernini y Borromini centenarios 
Alfonso Muñoz 
Piranesi arquitecto
El ojo de la cámara. Cuando la fotografía deja de ser soporte para convertirse en argumento constatamos una vez más que la valoración crítica y el disfrute de la arquitectura depende en gran medida del ojo de la cámara.   Historietas de Focho 
Herzog y De Meuron 
Autores varios 
Libros 
 
 
Interiorismo, diseño, construcción 

Museo, tradición y paisaje. Los paisajes donde surgen el museo suizo de Appenzell y el noruego de Karmøy permiten ofrecer reinterpretaciones abstractas de tradiciones constructivas locales; el enclave histórico francés del Museo de Bellas Artes de Nancy sugiere para su ampliación el diálogo con lo existente a través de motivos de la modernidad canónica; finalmente, el museo alemán de Neuss colabora en la regeneración de la cuenca industrial del Ruhr y se propone materializar la vieja aspiración de unir arte y naturaleza. 
  Técnica / Estilo 

Gigon y Guyer 
Museo Liner, Appenzell 
Snøhetta 
Museo de la Pesca, Karmøy 
L. y E. Beaudouin 
Museo de Bellas Artes, Nancy 
Erwin Heerich 
Museo Hombroich, Neuss
Para terminar, Ignacio Paricio comienza una serie de artículos que ofrecerán un balance de la construcción arquitectónica en el siglo que termina; y Luis Fernández-Galiano recuerda al desaparecido maestro Aldo van Eyck.   Ignacio Paricio 
La construcción convencional 
Luis Fernández-Galiano 
Van Eyck: el laberinto y la vida
 
 
Luis Fernández-Galiano

Continente residencial

Europa es un continente sin contenido. El inventario de su arquitectura residencial más reciente confirma un diagnóstico venial: esta doncella ajada adolece sólo de vacuidad. Hueca de propósitos o sueños, su vida confortable persevera bajo un atuendo elegante y trivial. Del conjunto heteróclito al intersticio urbano, la vivienda europea construye paisajes plácidos y previsibles, donde se pauta la rutina próspera de sus habitantes conformes. Conservadora en el fondo y renovadora en la forma, esta vivienda amable combina la convención de los tipos con la invención de las pieles, y en esa subversión cautelosa de la norma reside tanto su atractivo táctil como su matizada fascinación visual. 
 
Si la sugestión seductora de las fachadas nos asalta en ocasiones por sorpresa, la regularidad narcótica de las plantas remite menos al sobresalto que a los hábitos. Acorazada en la nada cotidiana, la residencia europea se complace en el fulgor mate del privilegio geográfico, fingiendo poder blindarse frente al territorio violento de la necesidad extrema: en este continente carenado sólo caben contactos contenidos, que amortiguan por igual emociones y tránsitos. Ante la ecuanimidad indiferente del entorno europeo, la vivienda despliega un versátil abanico de proyectos eclécticos, desde las maclas mixtas y las suturas quirúrgicas hasta las torres y bloques de la tradición moderna. 

En todos los casos, la piel de la ciudad se maquilla con el material refinado de los revestimientos minuciosos, y en algunos, la conjunción de la forma inesperada con la belleza impasible de un rostro insólito otorga a la vivienda el privilegio del protagonismo urbano. Pero si ocasionalmente se complace en el espectáculo arquitectónico, la residencia europea no es en ningún caso una fábrica de sueños; despojada de la dimensión utópica moderna, donde la forma de la casa era otra forma de representar la forma de la ciudad, y donde proyectar el futuro residencial equivalía a proyectar el futuro urbano, la vivienda contemporánea no propone maneras diferentes de vivir: nuestra casa duerme, pero no sueña. 
 
Ensimismada en su laberinto, Europa se resiste a mirar más allá de su frontera frágil: la crisis populosa del mundo islámico, las convulsiones del cambio en Rusia, el musculoso desorden asiático, el horror abisal del África subsahariana o la esperanza quebradiza de América Latina. Acaso sólo la fractura dramática de la guerra en sus lindes, con el panorama de pesadilla de las multitudes desplazadas, pueda despertar a Europa de su sopor vacío; y es posible que sea precisamente en las ciudades efímeras de lonas y de lodo que albergan la tenacidad superviviente de los refugiados donde los europeos se golpeen con su sueño, y donde este continente fatigado encuentre al fin su insomne contenido.

Comprar
(Compra no disponible)
Editorial Arquitectura Viva SL - Calle de Aniceto Marinas, 32 - E-28008 Madrid, España - Tel: (+34) 915 487 317 - Fax: (+34) 915 488 191 - AV@ArquitecturaViva.com - Últimas Noticias en RSS